Con baba de nopal en los cimientos - 4 de Agosto de 2018 - El Universal - Noticias - VLEX 736053401

Con baba de nopal en los cimientos

 
EXTRACTO GRATUITO

Sandra HernándezCIUDAD DE MÉXICO, agosto 4 (EL UNIVERSAL).- En el municipio de Tzintzuntzan, en Michoacán, antigua capital del imperio purépecha, Javier construyó su hogar con ladrillos de baba de nopal. Al igual que sus antepasados, descubrió que esta cactácea tiene propiedades para la construcción, puesto que evita la humedad y la concentración de microorganismos, es aislante al ruido y tiene cualidades térmicas.

Pero, lo que Javier buscaba era brindar a los ladrilleros una alternativa ecológica, porque los hornos usados en la producción de tabiques emiten alrededor de 7 millones de toneladas de dióxido de carbono, fomentando así que nuestro país sea el segundo lugar en América Latina con más generación de gases de efecto invernadero, según la Comisión Europea.Ladrillera, fuente de contaminación

Cuando Javier Guillén realizaba su doctorado en Metalurgia y Ciencia de los Materiales en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en Morelia, un grupo de ladrilleros acudió a la institución en busca de ayuda.

"Tenían problemas con sus productos, se les quebraban mucho. Por eso, me pidieron realizar un estudio de sus materias primas y encontrar una solución", cuenta.

Mientras Guillén realizaba la investigación para ayudar a los productores se percató de que los hornos usados para cocer los ladrillos generan altos niveles de contaminación, puesto que los materiales usados como combustibles ocasionan daños a la atmósfera y graves afectaciones a la salud de los trabajadores y de las personas que habitan alrededor de las ladrilleras.

Rocío García, investigadora del Centro de las Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, explica que los hornos utilizados en ladrilleras no tienen un control de temperatura, lo que provoca que los combustibles no se consuman completamente y se emitan gases nocivos. "Ellos, por experiencia o por el color del ladrillo, dicen que está a su temperatura óptima de cocción, pero no hay un control del proceso".

De acuerdo con el último Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero del Instituto Nacional de Ecología, en 2015 nuestro país generó alrededor de 112 mil toneladas de carbono negro, contaminante que se produce por la incompleta combustión de combustibles y produce efectos negativos en la salud pública.

"En las ladrilleras es común que se utilicen aceite quemado de carros, madera, llantas, ropa o cualquier otro objeto para encenderlos. Por lo tanto, las personas que están en contacto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA