Cientos de automovilistas, sol abrasador y humo negro - 2 de Abril de 2016 - El Universal - Noticias - VLEX 631892625

Cientos de automovilistas, sol abrasador y humo negro

 
EXTRACTO GRATUITO

CIUDAD DE MÉXICO, abril 2 (EL UNIVERSAL).- Cientos de personas al volante esperan los 60 segundos que tarda el semáforo en cambiar de color. Apenas la luz parpadea e inician los bocinazos. Vuelve a pasar un minuto, la luz roja sorprende y los carros desesperados avanzaron unos quince metros para volver a detenerse.

En esos 120 segundos cruzaron la avenida más de 50 automóviles, dos camionetas de carga, una grúa para obra vial y un camión de la basura que dejó una estela de humo negro y obligó a que los automovilistas de los costados cerraran sus cristales soportando por minutos los 21 grados de calor que a las 09:00 de la mañana ya golpean en la Ciudad de México.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Medio Ambiente local, 46% de las emisiones contaminantes que afectan a la Zona Metropolitana provienen de los vehículos en general; es decir, públicos, privados y de carga; pues el kilometraje que recorren al día equivale a dar seis mil vueltas alrededor de la tierra.

En el cruce de avenida La Viga con Eje 3 Sur calzada Chabacano todas las posibilidades se juntan. De los seis carriles del Eje, dos están confinados para por lo menos cuatro rutas de autobuses del transporte público. Uno de ellos circula en contraflujo y, desde hace un mes, el otro carril se encuentra bloqueado por obras viales, por lo que sin importar la hora del día, circular por esa zona y cruzar tres semáforos significa esperar 20 minutos.

En la zona circulan tanto bicis y motocicletas como tráileres y camionetas de carga, pues calles atrás se ubica el Mercado de Jamaica y calles adelante las desviaciones para incorporarse a dos de las avenidas más conflictivas de la capital: Viaducto y Tlalpan.

Los vehículos pesados y de carga son los que van dejando huella a cada metro que ruedan. Cada leve rozón del pie en el acelerador hace que aparezca un fantasma de humo negro o grisáceo, en el mejor de los casos, que baña a todos los carros, motociclistas y transeúntes que circulan alrededor, provocando reacciones comunes como cerrar los cristales o cubrirse la boca y naríz ya sea con la mano o la manga de la ropa.

Según especialistas, el material rodante o móvil podría ser la fuente de contaminación más dañina para salud, cuya exposición inmediata genera molestias pulmonares y cardiacas, mientras que a largo plazo pueden devenir en serias alteraciones.

Una investigación de la Facultad de Física de la UNAM elaborada en el año 2002, indica que en la Ciudad de México el consumo de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA