Desperdicio, escombros del 19-S - 22 de Noviembre de 2017 - El Universal - Noticias - VLEX 697195205

Desperdicio, escombros del 19-S

 
EXTRACTO GRATUITO

Erika FloresCIUDAD DE MÉXICO, noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- En Iztapalapa (límite con Tláhuac) se ubica Concretos Reciclados, la única empresa de México y pionera en América Latina, especializada en reciclar cascajo (escombro) resultado de una demolición controlada. Aquí, tras un proceso que trituración y clasificación por granulometría se obtienen materiales reciclados; éstos, por sus características, pueden ser utilizados para elaborar mezcla asfáltica, concreto hidráulico para banquetas; bases hidráulicas y sub bases para caminos y estacionamientos; terraplenes; relleno para jardines, así como materiales para construcción de ciclopistas y andadores, entre otros.

No obstante, los veinte mil metros cúbicos de cascajo, equivalentes a 26 mil toneladas, que generó el sismo del pasado 19 de septiembre, tan sólo por edificios caídos, no llegaron a este lugar sino al Bordo Poniente o alguno de los 14 tiraderos autorizados por la Secretaría del Medio Ambiente capitalina (Sedema) que se localizan en el Estado de México.

"No llegó nada, ni un metro cúbico. Nuestros principales clientes son particulares, empresas socialmente responsables (ESR) o con alguna certificación tipo ISO que los obliga a hacer un uso apropiado del cascajo que generan por diversas razones", explica Enrique Granell, gerente técnico de la empresa Concretos Reciclados.

Contrario a lo que pudiera pensarse Concretos Reciclados no surgió por iniciativa propia sino por invitación del gobierno capitalino durante la administración de Andrés Manuel López Obrador, en 2004, cuando Claudia Sheinbaum (hoy jefa delegacional en Tlalpan) era titular de la Sedema.

La invitación consistió en crear una empresa que reciclase residuos de la construcción, en un momento en que se preveía el inminente cierre del Bordo Poniente.

Con base en esa propuesta fue diseñada la Norma Ambiental NADF-007-RNAT que estableció la clasificación y especificación del manejo de residuos de la construcción del entonces Distrito Federal; aunque lo más novedoso fue que incluyó la obligatoriedad a las empresas constructoras de llevar a reciclar un porcentaje del escombro que generen.

Aunque la Norma fue publicada en 2005 y a la fecha está dentro de los 19 manuales de operación de la Sedema, la realidad es que en esta empresa el único ente gubernamental que llega de manera regular a entregar su cascajo es la delegación Iztapalapa.

"De todas las obras de infraestructura, construcción, etcétera que se han hecho en la Ciudad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA