Familiares de víctima visitan fosa común de Cuautla

CUERNAVACA, Mor., noviembre 6 (EL UNIVERSAL).- Familiares de Oliver Wenceslao, cuya inhumación irregular puso al descubierto el depósito de otros 104 cadáveres en una fosa común de la Fiscalía General del Estado, acudieron al camposanto para realizar una inspección ocular junto con personal de Derechos Humanos, peritos especializados en criminalística e integrantes del Comité de Víctimas en el estado.

La visita respondió a la queja que presentó la familia de Oliver ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEMOR), por dilación de investigación contra personal de la Fiscalía Regional Oriente, responsables de la inhumación irregular en marzo de 2014.

Fabiola Colín, secretaria Ejecutiva de la Comisión de Derechos Humanos de la entidad dijo que el panteón carece de un registro oficial, es propiedad de un particular, no está delimitado, no hay vigilancia y tampoco señalización de las fosas. Precisó que el camposanto se encuentra al lado de un de cultivo y justo a la mitad de su superficie atraviesa un camino de saca.

La fosa común se localiza en el poblado indígena de Tetelcingo, del municipio de Cuautla, al oriente del estado.

Javier Pérez Durón, designado este día Fiscal General del Estado de Morelos por el voto de los 30 legisladores, admitió que la superficie es propiedad de un particular, quien celebró un convenio con la Fiscalía para utilizarla como confinamiento de cadáveres en calidad de desconocidos o sin identificación.

El Fiscal informó que ya ordenó la concentración de las 104 carpetas de investigación correspondientes a los cuerpos para revisar su estado procesal y que se cumplan con las diligencias mínimas requeridas y así comenzar con el envío de oficios de colaboración con otras instituciones para el reconocimiento de las víctimas.

Reiteró que se inició el procedimiento penal y administrativo por la falta de permisos correspondientes contra quienes resulten responsables.

En el camposanto, familiares de víctimas realizaron una oración por el descanso eterno de los más de 100 cuerpos inhumados.

La tragedia de Oliver Wenceslao

El 24 de mayo de 2013, María Concepción Hernández, madre de Oliver Wenceslao, recibió la llamada de su ex nuera para informarle que su hijo de 31 años, comerciante y padre de dos hijos, había sido secuestrado afuera de su domicilio por cuatro sujetos, cuando fue por sus hijos a la escuela. Oliver vivía en la colonia ampliación Gabriel Tepepa de Cuautla.

María Concepción acudió a la Fiscalía...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba