Normalistas no fueron incinerados, afirma CIDH - 7 de Septiembre de 2015 - El Universal - Noticias - VLEX 581971966

Normalistas no fueron incinerados, afirma CIDH

 
EXTRACTO GRATUITO

Marcos Muedano

MÉXICO, D.F., septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concluyó que no existen evidencias científicas que confirmen que los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fueron incinerados en el basurero de Cocula, como lo dio a conocer la Procuraduría General de la República (PGR), por lo que exigieron al gobierno federal un replanteamiento de la investigación para saber qué fue lo que sucedió el pasado 26 y 27 de septiembre con los jóvenes.

Los expertos presentaron el informe Investigación y primeras conclusiones de las desapariciones y homicidios de los normalistas de Ayotzinapa, que muestra la investigación y recolección de evidencias o documentos que se hizo en los últimos seis meses. Francisco Cox, integrante de ese grupo, aseguró que para quemar los cuerpos de los estudiantes se habría necesitado una “carga de combustible de madera de 30 mil 100 kilogramos; 13 mil 330 kilogramos de neumáticos y un consumo de 60 horas”.

Al contradecir el informe que la PGR presentó en noviembre de 2014, dijo que para incinerar cada uno de los cuerpos se necesitaban 12 horas o hacerlo en un crematorio, pues al estar al aire libre, “30% del calor se irradia a los lados, el resto, la gran mayoría, sube al aire y sólo 1% se destina al consumo del objeto a quemar”.

Si la versión de la PGR fuera real, comentó Cox, el fuego hubiera alcanzado una altura de siete metros y el humo 300 metros, por lo que hubiera sido visible para los habitantes del municipio de Cocula, Guerrero.

En enero pasado, el entonces procurador Jesús Murillo Karam presentó un informe que calificó como de “verdad histórica”, en el que señaló que la noche del 26 de septiembre los normalistas fueron privados de la libertad y de la vida, incinerados y sus restos arrojados al río San Juan.

Los especialistas comentaron que José Torero, especialista en el manejo del fuego con estudios en la Universidad Berkeley y de Edimburgo, determinó que no hubo un fuego de gran magnitud, ya que de haberse incinerado a los jóvenes, los árboles presentarían daños. Además, si una persona se hubiera acercado a echar combustible para mantener el fuego, como lo informó la PGR, se hubiera incinerado debido a la radiación que había en el lugar.

“Es un basurero seco, se tendría que haber generado un incendio forestal, un incendio que hubiese quemado toda esa zona”, dijo Cox.

En...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA