Ruta de los Conventos, el reto de la reconstrucción - 21 de Septiembre de 2018 - El Universal - Noticias - VLEX 739712909

Ruta de los Conventos, el reto de la reconstrucción

 
EXTRACTO GRATUITO

(Material transmitido por el Servicio Sindicado el pasado 16 de septiembre)CUERNAVACA, Mor., septiembre 21 (EL UNIVERSAL).- A la vista de la feligresía y visitantes, los exconventos dañados por el sismo del 19 de septiembre se yerguen altivos como guardianes del tiempo, cargando 500 años de antigüedad, pero su alma está vulnerada y todavía convalece por el temblor de 7.1 de magnitud en intensidad.

Al paso de los meses, dicen los habitantes de los pueblos, la reconstrucción de los 11 exconventos de Morelos aún no ofrece condiciones para ingresar y participar del culto religioso. Será muy difícil, dicen trabajadores de las parroquias, que la gente regrese; tienen miedo, no están seguros de que los monumentos aguanten otro sismo de igual o mayor intensidad.

San Mateo Apóstol en Atlatlahuacan, San Guillermo Abad en Totolapan y San Juan Bautista en Tlayacapan, los tres situados en la Ruta de los Conventos, son ejemplos del daño causado por el sismo y también del temor que tiene la gente por escuchar misa en esos recintos religiosos.

La tarde del martes 19 de septiembre el movimiento telúrico venció la estructura de los exconventos y derribó sus cúpulas, campanas, torres y estrelló sus muros.

"El sismo dañó 243 iglesias de los siglos XVI al XIX, incluidos 11 exconventos Patrimonio de la Humanidad; 55 iglesias del siglo XX; 37 bibliotecas; 32 exhaciendas; 10 casas de la cultura; 10 centros culturales; ocho museos; ocho instalaciones municipales; siete exestaciones de ferrocarril; seis zonas arqueológicas, y un teatro", reportó el gobierno de Morelos en el Quinto Informe de labores.

San Juan Bautista, Tlayacapan

Construido en 1533, el majestuoso templo es uno de más dañados por el sismo y, de acuerdo con trabajadores y ayudantes religiosos, el desplome de una parte de su bóveda y el deterioro en muros y fachada, ahuyentó a la grey católica. Al jardín donde se improvisó un altar con un Cristo e imágenes alrededor, llegan pocos.

"La gente que entraba al templo ya no es la misma, ya bajó. Yo siento que no les gusta muy bien porque está afuera ?cuenta Rogelio Centeno, sacristán de la parroquia?. Dicen que la iglesia va a quedar bien, igual, pero la gente se espanta y dicen que ya no van a querer entrar".

El padre Filiberto Arias les explica que su parroquia va a quedar bien y los anima durante las ceremonias religiosas en la capilla abierta, pero hay voces locales que aseguran que el daño fue tan letal para el exconvento que será cerrado a las misas y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA