Un siglo de imágenes de lucha obrera en México - 1 de Mayo de 2013 - El Universal - Noticias - VLEX 434312350

Un siglo de imágenes de lucha obrera en México

 
EXTRACTO GRATUITO

(Material de EL UNIVERSAL+)

MÉXICO, D.F., mayo 1 (EL UNIVERSAL).- En medio de un clima adverso, a unos meses de la muerte del presidente Francisco I. Madero y bajo el régimen militar de Victoriano Huerta, el 1 de mayo de 1913, cerca de 25 mil obreros salieron por primera vez a las calles de la ciudad de México para exigir la solución a sus demandas, como la jornada laboral de ocho horas y el descanso dominical.

Aquella marcha, que se unió a las manifestaciones que se realizaban en diversas ciudades del mundo para recordar a los obreros asesinados que encabezaron la huelga en Chicago en 1886, instituyó en México, al igual que en otros países, el 1 de mayo como el día en que los sindicatos y las organizaciones laborales conmemoran el Día del Trabajo como una jornada de lucha y de organización.

Ese desfile histórico de mayo de 1913, en el que los trabajadores desafiaron el clima represivo del gobierno de Huerta, con los años pasó de ser una jornada de lucha y reivindicación a un desfile para celebrar la alianza del movimiento obrero con los gobiernos emanados de la Revolución hasta convertirse, en la actualidad, en una celebración con poca proyección en las calles y en las propuestas para mejorar las condiciones laborales.

A 100 años de esa primer desfile, en el que participaron las principales organizaciones obreras de la época, como la Casa del Obrero Mundial y el Proletariado Metropolitano, historiadores coinciden en que este 1 de mayo debería ser una jornada para poner en primer plano la defensa de los derechos laborales y plantear la democratización de los sindicatos, ya que, comenta en entrevista el historiador Felipe Ávila Espinosa, director general adjunto de Investigación del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), siguen existiendo los sindicatos simulados, "que firman contratos colectivos a espaldas de los trabajadores, con lo que favorecen a las empresas". Además de que, añade, una buena parte de los trabajadores no tienen organizaciones o siguen estando bajo un control corporativo y autoritario.

"Es importante que el movimiento obrero mexicano recupere la organización, el dinamismo que tuvo en épocas anteriores, que logré volver hacer sentir su fuerza y su organización dentro de los canales institucionales. Podrían demandar una mejora salarial, de sus condiciones de trabajo, y pedir la democratización auténtica de sus organizaciones", añade.

Lo mismo opina Ariel Rodríguez Kuri, director...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA