Tras el feminicidio, otorgan custodia de bebé a abuelos paternos - 12 de Octubre de 2018 - El Universal - Noticias - VLEX 742001085

Tras el feminicidio, otorgan custodia de bebé a abuelos paternos

 
EXTRACTO GRATUITO

ZACATECAS, Zac., octubre 12 (EL UNIVERSAL).- La resolución de guarda y custodia del menor Samy "N", originario de Zacatecas y hallado hace dos meses en una jardinera del estado de Aguascalientes, desató una confronta legal entre los abuelos maternos y las autoridades de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y de la Familia, así como con la Fiscalía General de Justicia de Zacatecas.

Cabe mencionar que este hecho ocurrió cuando la adolescente Litzi Sarahí Valadez Hernández, de 16 años de edad, y su hijo, de dos meses, desaparecieron el 28 de julio, luego de que la menor acudiera a una cita, en la zona centro de Zacatecas, donde presuntamente le regalarían ropa para su bebé.

Al día siguiente el Samy "N" fue encontrado en una jardinera de Aguascalientes, envuelto en una chamarra, y dos días después se encontró el cuerpo de Litzi Sarahí en un predio de una carretera en el municipio zacatecano de Genaro Codina. Sus restos presentaban múltiples heridas de arma punzocortante.

Ante este hecho, Sergio Valadez de Luna y Verónica Hernández Padilla, padres de Litzi Sarahí y abuelos del bebé, denunciaron violencia institucional y revictimización por parte de la Fiscalía de Zacatecas y de las autoridades del DIF estatal, por no presentar avances en la investigación del feminicidio de su hija.

Reprochan que la guarda y custodia del pequeño se le haya otorgado a los abuelos paternos que viven en Chihuahua, cuando la primera línea que debieron seguir era a los abuelos maternos. Los padres de Litzi Sarahí refieren que, desde que se supo del hallazgo de su nieto en Aguascalientes, pugnaron por obtener la guarda y custodia de niño, ya que tanto su hija como su nieta vivía con ellos.

Argumentan que el padre del bebé, Luis "N", sólo convivió con ellos unos meses, pero después decidió irse y abandonarlos para regresarse a vivir a Chihuahua.

Incluso aseguran que nunca se registró al bebé, porque "Luis, al principio, no quiso reconocerlo y desde que se fue no se hacía cargo de la manutención de Litzi Sarahí ni de Samy 'N'". También contaron que su hija y el joven discutían constantemente porque era "celoso con su hija".

Contaron también que Luis tomaba antidepresivos, situación que fue confirmada con los estudios que las autoridades le practicaron y que finalmente le diagnosticaron con un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), por lo que no es apto para obtener la guarda y custodia del bebé.

Se dicen preocupados por el bienestar del pequeño...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA