Tres meses de suplicio por la ausencia de Nilda - 13 de Junio de 2019 - El Universal - Noticias - VLEX 791959765

Tres meses de suplicio por la ausencia de Nilda

 
EXTRACTO GRATUITO

MORELIA, Mich., junio 13 (EL UNIVERSAL).- Para Fortunato Francisco Francisco, padre de la estudiante de la Universidad Michoacana desaparecida desde marzo pasado en Morelia, la fiscalía del estado sí ha trabajado en el caso, pero a cuentagotas.

El próximo 17 de junio se cumplen tres meses de que Nilda Rosario Francisco de la Cruz, alumna de la carrera de Veterinaria, desapareció. Ella tiene 23 años y es originaria de la Ciudad de México.

Desde hace cuatro años, aproximadamente, vivía en la Casa del Estudiante Femenil Rosa Luxemburgo, ubicada sobre avenida Nocupétaro de la ciudad de Morelia.

Francisco Francisco narra a EL UNIVERSAL que a partir del momento que supo que su hija estaba desaparecida, la vida de su esposa y la de él cambiaron por completo. Ahora, dice, están llenos de dolor.

Recuerda que la última comunicación que tuvo con Nilda fue la tarde del domingo 17 de marzo; estaba muy entusiasmada y, entre otras cosas, le dio la fecha de su graduación.

Fortunato Francisco aclara que esa comunicación fue vía telefónica y no por mensaje de WhattsApp, como lo refiere la cédula única de la Alerta Alba que emitió la fiscalía.

La conversación duró entre 15 y 20 minutos. "Me comentó que andaba viendo lo de su vestido de ceremonias; me dio la fecha, que iba a ser el 15 de agosto", recuerda.

Ese día, la alumna del noveno semestre de Veterinaria salió entre las 20:00 y 21:00 horas de la casa del estudiante donde vivía y desde entonces nada se sabe de ella.

Explica que tardó nueve días en presentar la denuncia de la desaparición de su hija, porque tenían la esperanza de que sólo fuera una distracción de la joven el que no les llamara por teléfono.

El hecho de que sí entraran las llamadas al teléfono de Nilda Rosario les daba un aliento de que su hija sólo estuviera distraída por la etapa de exámenes, pero no fue así.

"La pena de mi hija, el no saber qué pasó con ella, dónde está o qué le hicieron, son preguntas que todos los días nos hacemos nosotros", dice.

Reitera que hasta hoy en día no tienen ningún indicio de qué pasó con Nilda, pues comenta que la investigación va muy lenta y que el trabajo de la fiscalía es a cuentagotas.

Indagan por su cuenta. Como padres, afirma, por su cuenta -él y su esposa- se han dedicado también a buscar a su hija, pero sin resultados que los lleven a alguna pista sobre el paradero de joven de 23 años.

"Nosotros hemos tratado de platicar con sus compañeros, porque [queremos] que nos digan si ella tenía problemas con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA