Vuelven a brillar tres retablos barrocos de Oaxaca - 15 de Abril de 2014 - El Universal - Noticias - VLEX 505403902

Vuelven a brillar tres retablos barrocos de Oaxaca

 
EXTRACTO GRATUITO

MEXICO, D.F., abril 15 (EL UNIVERSAL).- Especialistas del INAH rescataron tres retablos barrocos creados en el siglo XVIII, que la comunidad de Santa María Zoochixtepec, en Villa Alta, Oaxaca, removió del templo de ese sitio “porque querían unos nuevos”.

El proyecto de restauración de retablo principal de ese templo, coordinado por la restauradora Fernanda Martínez Camacho, del Centro INAH Oaxaca fue reconocido con mención honorífica como mejor trabajo de restauración de bienes muebles, dentro del Premio Paul Coremans que entregó el Instituto Nacional de Antropología e Historia a finales de 2013.

Los especialistas del INAH tardaron seis años, en la restauración del retablo principal junto con otros dos que ahora se pueden apreciar en el Centro Académico y Cultural San Pablo y en el Museo de las Culturas de la ciudad de Oaxaca.

La restauración de los retablos comenzó en 2006 con recursos del Instituto. En la primera etapa se procedió al registro de los fragmentos de los retablos que sufrieron graves daños cuando fueron separados del templo, indicó en un comunicado la especialista del INAH.

“Había más de 1,500 piezas, entre molduras, tallas y otros elementos que se fotografiaron y dibujaron. La humedad, el ataque de insectos y la falta de mantenimiento afectaron su conservación, además de que los daños se acrecentaron cuando los habitantes de esa comunidad los sacaron y estuvieron expuestos al sol y la lluvia”, destacó Martínez.

Dado que la población de Santa María Zoochixtepec tenía las pinturas y esculturas del retablo barroco para decorar el nuevo, los restauradores optaron por hacer una revaloración de la imagen recuperando su factura y sus acabados, mediante la reposición de sus volumetrías, relieves, dorados y policromía, independientemente de la iconografía y del sentido litúrgico que tuvo anteriormente.

En la parte posterior de la obra existe un texto con caligrafía del siglo XVIII, que cita el nombre de los santos que estaban en los nichos. También al frente tiene escrito el nombre del dorador y la fecha en que se mandó hacer, los apelativos del cabildo, el cura y los que participaron en su elaboración,incluso hallé en otras iglesias de la Sierra Norte oaxaqueña retablos con la firma del mismo dorador. Con lo que se recupera la labor de un gremio de artesanos que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA